Un café con Giordano Bruno

En el marco del aniversario de su muerte, desde la Fundación Nueva Acrópolis Mérida quisimos rendirle homenaje con un grato compartir sobre su vida y obra.

Para quienes nos resulta cercano el concepto de un universo infinito, así como infinitas posibilidades de creación y manifestación, el pasado 17 de febrero nos reunimos para conversar y dialogar sobre sus planteamientos.

En este espacio de diálogo tuvimos la oportunidad de conocer y comprender mejor sus ideas:

“No importa cuán oscura sea la noche, espero el alba, y aquéllos que viven en el día esperan la noche. Por tanto, regocíjate, y mantente íntegro, si puedes, y devuelve amor por amor”.

En este camino de autoconocimiento, comprensión y eclecticismo que vamos recorriendo darnos el tiempo para razonar y reflexionar sobre otras opciones, otra forma de ver el mundo y a los seres que lo habitan, indudablemente, nos ayuda a ampliar la perspectiva respecto de nuestra propia realidad y cómo podemos hacer para cambiarla e influirla positivamente.

 

La composición se disuelve, la complexión se cambia, la figura se muda, el ser se altera, la fortuna varía, permaneciendo siempre los elementos lo que son en sustancia y perseverando el principio material único (que es la verdadera sustancia de las cosas, eterna, ingenerable, incorruptible) en aquello mismo que fue siempre“.

 

“El tiempo todo lo da y todo lo quita; todo cambia pero nada perece”.

Gracias a este noble pensador y mártir del libre pensamiento, que fue quemado en la hoguera por plantear ideas subversivas para su época, hoy en día a medida que se va abriendo el abanico de posibilidades y la ciencia va corriendo los límites de lo “conocido” y lo “posible” resurge de los anales de la historia este filósofo para recordarnos que los límites están en nuestra mente. Abrir la mente es abrirse a las posibilidades y no temer a lo desconocido. Aceptar que todo cambia, nada es estático en un mundo siempre en movimiento, entonces ¿por qué hemos de encerarnos en una sola idea, en un solo concepto, en una sola posición?

Ciego quien no ve el sol, necio quien no lo conoce, ingrato quien no le da las gracias, si tanta es la luz, tanto el bien, tanto el beneficio, con que resplandece, con que sobresale, con que nos favorece, maestro de los sentidos, padre de las sustancias autor de la vida“.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *